Pruebas de Fertilidad

DIFERENTES TIPOS DE PRUEBAS DE FERTILIDAD
Analíticas de sangre

Una de las pruebas diagnósticas fundamentales para el diagnóstico de fertilidad es la analítica de sangre. Generalmente se requiere una sola extracción sanguínea, que puede realizarse por la enfermera de CAREMUJER.

El hombre puede realizarla en el momento que desee, y si así le conviene, puede realizarla el mismo día que el análisis de semen o seminograma.

La mujer debe realizar la analítica en el tercer día de la regla.

Con estas analíticas se pueden diagnosticar problemas de fertilidad y son necesarias para evaluar el pronóstico reproductivo de la pareja tanto de forma natural como con los distintos tratamientos de reproducción asistida.

Ecografía de alta resolución

Esta ecografía de realiza generalmente en la primera consulta con el ginecólogo. Es una ecografía específica para valorar el estado del aparato genital femenino para concebir.

Con esta prueba pueden detectarse problemas en el útero que interfieran con la implantación, patologías de trompas que dificulten la fertilidad, o problemas ováricos que indiquen problemas de reserva ovárica.

 

Histerosalpingografía

Es una prueba radiológica que se realiza en la mujer. No es necesaria en todos los casos. El objetivo es diagnosticar problemas en las trompas de Falopio, como que éstas no sean permeables.

 

Seminograma

El análisis de semen de la pareja será imprescindible para valorar la capacidad reproductiva. Concretamente es necesario un seminograma completo con capacitación y REM. Este análisis será realizado siempre en el laboratorio de andrología de CAREMUJER.

Con su resultado, podemos diagnosticar problemas para la reproducción masculina y podremos determinar si es necesario algún tratamiento de reproducción asistida para lograr el embarazo, cuál es el tratamiento más adecuado, si requiere la realización de otras pruebas diagnósticas o métodos específicos de selección de espermatozoides. 

 

FISH de Espermatozoides

FOTO 5Actualmente, la concentración, movilidad y morfología espermática no son características suficientes para sospechar la infertilidad masculina. Por esto,  son necesarios nuevos marcadores para diagnosticar el factor masculino y poder predecir el éxito del resultado de un tratamiento de reproducción asistida.

FOTO 6La  hibridación in situ fluorescente (FISH) es una técnica que estudia el contenido cromosómico de los espermatozoides y nos permite determinar los niveles de espermatozoides con dotación cromosómicas anómalas y valorar si superan o no los límites de normalidad. Las alteraciones en la integridad de ADN del espermatozoide  pueden verse aún en espermatozoides que aparentan ser normales.

El análisis de los espermatozoides mediante FISH, previo a un tratamiento de reproducción asistida, es muy útil para seleccionar a los pacientes con mayor riesgo de generar embriones con anomalías cromosómicas,  para determinar el método de selección espermática que se debe utilizar, y para evaluar los tratamientos con mejores posibilidades reproductivas para la pareja infértil.

Test de Fragmentación de ADN Espermático

Foto 7Entre los parámetros que determinan una buena calidad seminal, tales como, la motilidad espermática, la morfología o el estado de los acrosomas y de las membranas, la integridad de la molécula de ADN es crucial para llevar a cabo una fecundación con éxito. La no integridad de la molécula del ADN es lo que se denomina fragmentación del ADN. Este parámetro es importante porque un índice alto de fragmentación nos indica una mayor dificultad de embarazo.

 

Existen causas de naturaleza exógena que resultan en un incremento notable en el daño que se observa en el ADN de un espermatozoide. De esta forma, el uso de ciertos fármacos, la contaminación atmosférica, el tabaquismo, los episodios de fiebre alta, una temperatura testicular elevada, anomalías anatómicas tales como el varicocele, o una edad avanzada, contribuyen de forma notable a incrementar las tasas de daño registrado en el ADN del espermatozoide.

 

El análisis de la fragmentación del ADN proporciona respuestas en los casos de infertilidad sin causa aparente, fallo repetido en técnicas de reproducción asistida o abortos de repetición, entre otros.

Biopsia testicular

FOTO 3La biopsia testicular es útil y aconsejable en los casos en los que no se encuentran espermatozoides en el eyaculado. De esta manera, puede conseguirse embarazo utilizando los espermatozoides obtenidos directamente del testículo.

Es una técnica realizada por el urólogo de CAREMUJER. Se realiza en quirófano, para contar con las normas de asepsia necesarias y con el mayor control posible del paciente. No es una técnica dolorosa, puesto que se realiza con anestesia local. Se realiza a través de una pequeña incisión, que no deja cicatriz.

 

El urólogo extraerá la muestra de forma minuciosa, y esta es inmediatamente introducida en un medio de cultivo específico, y procesada de forma inmediata en el laboratorio de andrología. Los espermatozoides se van seleccionando y preparando para poder dejarlos en congelación.

 

Test de compatilibidad de la pareja

como-enamorar-a-un-hombreCada vez con mayor frecuencia, se realiza el test de compatibilidad de los progenitores, antes de la realización de los tratamientos de fertilidad. Este examen, que requiere un estudio genético en sangre de ambos progenitores, detecta más de 300 mutaciones genéticas en ambos miembros de la pareja. En ocasiones, aunque ambos progenitores estén sanos, y no haya antecedentes en la familia, pueden ser portadores de enfermedades genéticas que, al unirse con el otro gen afecto de la pareja, dan lugar a un hijo enfermo. La única forma de detectar esta situación, es mediante este análisis genético en sangre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies