Cuando comenzar un tratamiento de fertilidad

Se considera que una pareja puede tener una dificultad para concebir un hijo cuando tras mantener relaciones sexuales sin anticoncepción durante un año el embarazo no llega. El plazo se debería reducir a 6 meses cuando la edad de la mujer se acerca o supera los 36 años, o si hay otra patología médica o ginecológica asociada.

Aproximadamente un 14-20 % de las parejas pueden presentar problemas para concebir un hijo de forma natural

Los problemas de fertilidad pueden ocurrir como consecuencia de patologías de uno o más órganos del sistema reproductor, tanto femenino como masculino. Mediante el estudio clínico de ambos miembros de la pareja es posible detectar la causa del problema hasta en el 85 % de los casos. El 15 % restante se englobaría dentro de la denominada esterilidad de origen desconocido, pero aún en estos casos es posible un tratamiento adecuado y con éxito.

El estudio de la fertilidad de una pareja que se en encuentra en situación de dificultad para concebir de forma espontánea debe hacerse en una unidad específica de Reproducción Humana. Donde expertos en la materia valoren la necesidad de realizar las pruebas específicas y concretas en cada caso, y puedan interpretar cada una de ellas en su justa medida.

Existen protocolos básicos de valoración de la fertilidad que deberán personalizarse en cada caso, pero que de forma práctica podemos resumir en analítica de sangre para la mujer y el hombre, análisis de semen completo con capacitación y REM, y ecografía de alta resolución para la mujer.

 

La primera consulta en CAREMUJER es la base sobre la que se construye la aproximación interpersonal con la pareja. En ella, a través del diálogo pausado se inicia la relación médico-paciente que permitirá abordar con éxito el problema, informando además sobre las pruebas diagnósticas precisas y las opciones realistas de tratamiento.

En sucesivas consultas se llevan a cabo la historia clínica pormenorizada, de la mujer, y su pareja, una cuidadosa exploración clínica, y la evaluación global de los resultados de las pruebas realizadas.

Generalmente, desde la primera consulta hasta que la pareja ha realizado sus pruebas y el especialista emite un diagnóstico preciso del problema de fertilidad y aconseja el tratamiento adecuado transcurre 1 mes aproximadamente. Este proceso diagnóstico nos permite ofrecer un plan individualizado de tratamiento, basado en la situación física y anímica, necesidades y objetivos de cada pareja.

Solicita información ahora!!

7 + 10 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies